En boca de todo el mundo pero, ¿sabemos que significa realmente y de dónde viene la palabra drone?

Pregunta sencilla que se formula mucha gente y cuya respuesta la podemos buscar atendiendo a varios puntos de vista. Si atendemos a la definición que nos brinda la Real Academia de la Lengua Española al buscar la palabra “dron” del inglés “drone” veremos que hace referencia a una “aeronave no tripulada”.

No tripulada” hace referencia claramente a que el manejo de la misma se hace a distancia o de forma remota (por control remoto se entiende). Pero ahora bien, ¿qué tipos de vehículo podemos clasificar como aeronaves? Si nos ceñimos a la definición de la RAE también, veremos que será cualquier vehículo que navega por el aire.

qué-es-un-drone-significado-origen (2)

Por tanto nos quedamos con que un drone es todo aquél vehículo aéreo manejado de forma remota. Coloquialmente podríamos decir que un drone es un robot aéreo, pero las agencias de seguridad aérea y organismos oficiales, ante la generalidad de la palabra drone, prefieren usar términos como RPAS (del inglés, Remote Piloted Aircraft System) o UAV (Unmanned Aerial Vehicle). Como veis todos ellos incluyen la característica de volar como algo inherente al significado de un drone, UAV o RPA.

Pero y la palabra drone ¿de dónde viene? Como muchos términos anglosajones que terminamos acuñando como propios en otras lenguas, la palabra “drone” original del inglés etimológicamente se refiere a la abeja macho (male bee). En concreto se refiere a la abeja macho cuyo único trabajo es emparejarse con la reina. De este modo los “drones” a diferencia de las abejas trabajadoras no se tienen que preocupar por recolectar nectar o polen, así que siempre han sido vistas como ociosas y hacia el siglo XVI, este término se popularizó al usarse para humanos. Más o menos al mismo tiempo “drone” empezó a surgir como verbo, con el significado de hacer zumbidos como las abejas, o ser molesto como el zumbido de una abeja al hablar de determinado modo monótono.

drone-male-bee-dron-origen

Tenemos una evolución por tanto de este significado de “abeja macho” original del inglés antiguo en torno al siglo XVI al actual significado de hoy que proviene del inglés pilotless aircraft o aeronave sin piloto, termino que fue descrito en una publicación de “Popular Science” en Noviembre de 1946:

Los drones, tal como se llaman las naves manejadas por radio control tienen muchas aplicaciones, civiles y militares. Algún día guiarán desde naves nodrizas enormes flotas de larga distancia y transportaran cargas a través de continentes y océanos. Drones de larga distancia armados con bombas atómicas volarán y bombardearán sus objetivos a la perfección

Existen otras referencias a la palabra drone como abeja, pero éstas ya son las propias de la evolución de la palabra para significar lo que la palabra drone significa hoy en día, recordamos, aeronave no tripulada. Éstas referencias datan de 1935 cuando el oficial estadounidense William H. Standley asistió a una demostración que la Marina Real Británica daba con una nueva aeronave por control remoto llamada el DH 82B Queen Bee. De vuelta a los EE.UU. Standley ordenó construir algo parecido para la marina estadounidense y la persona a cargo, el comandante Delmer Fahney acuño el término drone para referirse a este objeto. El termino se estableció como referencia para una aeronave controlada por un operador desde el suelo o desde una nave nodriza.

RPAS-drone-historia-1935-RP-1

Durante la Segunda Guerra Mundial, la armada y marina estadounidense comenzó a producir drones para identificar objetivos y drones para asalto en combate. El drone “aeronaútico” también significó como verbo la acción de convertir o modificar una aeronave pilotada en una remotamente pilotada. En 1966, el medio “Helicopter News” publicaba que la empresa Kaman había conseguido transformar varios helicópteros a modelos sin piloto (“successfully droned various helicopters“).

Sin duda fue el 11-S y la campaña contra el terrorismo internacional la que disparó el uso del drone para eliminar objetivos terroristas a larga distancia y la que por supuesto también terminó de encumbrar el término drone como algo común en el vocabulario de a pié, muy normal su uso como verbo en sitios como Pakistán, Afganistán y muchos otros países en los que comenzaron las primeras operaciones “conocidas” con drones.

predator-firing-missile-drone

El famoso Predator

En Estados Unidos las críticas por el uso de drones han tergiversado mensajes tan acuñados como el “Yes We Can” de Obama en “Yes We Drone” con el objetivo de protestar por los mismos; o por ejemplo una frase común en America en relación al uso de los polémicos taser de la policía “Don´t tase me, bro” ha mutado para ser “Don´t drone me, bro“.

Hay que recordar que un drone no sólo puede ser pilotado por un operador humano, sino que puede volar de forma autónoma siguiendo planes de vuelo ordenados a través de un software y siguiendo sistemas de posicionamiento por coordenadas como el GPS o el GLONASS. Y aunque siempre han sido muy asociados a labores militares, los drones también son usados para rescate, vigilancia, control del tráfico, monitoreo del tiempo climático, extinción de fuegos y la agricultura entre otras aéreas.

Recientemente el drone se ha considerado para un gran número de aplicaciones civiles. Hace ya unos años Amazon desarrolla un plan que ya ha estado probando con éxito para el reparto a domicilio mediante drones; se espera que este tipo de transporte aéreo con drones sea factible para repartir en un radio de 10 kilómetros pudiendo rebajar costes de entre los 5 y 10 euros a pocos céntimos, una vez esté en pleno rendimiento.

amazon-drone-reparto-a-domicilio

Prototipo de drone para envíos de Amazon